El Camino de los Descansaderos (Paredes de Buitrago)

Vamos con una de esas rutas en las que la tranquilidad se respira del primer a último paso. Nos referimos al Camino de los Descansaderos, en la bonita localidad madrileña de Paredes de Buitrago. Estamos ante un recorrido circular de seis kilómetros, en el cual se recorren zonas de pasto y bosques en los que veréis ganado, mucha flora local y también algunos restos de la Guerra Civil. Dos horitas perfectas para enaltecer el alma y el espíritu en plena Sierra Norte, a una hora en coche desde el centro de Madrid.

Ruta de los Descansaderos en Paredes de Buitrago

Senderismo entre zonas de pasto y restos de la Guerra Civil

El Camino de los Descansaderos ofrece básicamente eso: una buena caminata entre zonas de pasto (en las cuales es frecuente ver vacas en libertad) y algunos de los vestigios de la Guerra Civil mejor conservados de la Sierra Norte. No es poca cosa.

El punto de partida es Paredes de Buitrago, un pueblo con una ubicación excelente. Con una abundante presencia de agua y rodeado de pastos, campos de cultivo y montañas, este pequeño pueblo fue una de las plazas más deseadas por los dos bandos de la Guerra Civil.

La Sierra Norte de Madrid tiene una enorme diversidad, siendo el Valle Bajo del Lozoya un magnífico exponente de esto. En la ruta veréis un montón de árboles, podréis otear en el horizonte amplias montañas pero también ver muchas llanuras.

Si buscáis una excursión tranquila desde Madrid, pero que a la vez no sea monótona, el Camino de los Descansaderos se adapta perfectamente a vuestras necesidades.

Ruta de los Descansaderos en Paredes de Buitrago

Nuestra experiencia haciendo la ruta

Empezamos la ruta recorriendo Paredes de Buitrago, un pueblo que os recomendamos encarecidamente visitar. Fuimos subiendo desde la Iglesia de la Inmaculada Concepción hasta la salida de su casco urbano por la parte alta.

En un momento dado se puede elegir entre ir a mano izquierda (para hacer la ruta al molino de Paredes) o a mano derecha (para hacer el recorrido del que estamos hablando en este artículo). Ambos itinerarios comparten mucho recorrido, así que incluso os podéis plantear combinarlos.

Si tuviéramos que definir el Camino de los Descansaderos, sin duda utilizaríamos la palabra tranquilidad. Es un recorrido fácil y sencillo, en el que se va transitando tanto por pequeñas callejas tradicionales entre los muros de fincas privadas como por grandes esplanadas.

Ruta de los Descansaderos en Paredes de Buitrago

No confundáis tranquila con aburrida, pues es una ruta súper interesante. De hecho, de vez en cuando veréis paneles explicativos con los que podréis aprender más sobre los fresnos, robles y demás árboles del camino.

En la parte más alta se bordea un gran robledal. Nosotros fuimos al inicio de la primavera y su imagen ya era bonita, pero imaginamos que en otoño tiene que ser una pasada.

Ruta de los Descansaderos en Paredes de Buitrago

En la zona más lejana al pueblo se hace un giro de 180 grados, para volver por la otra cara del robledal. Veréis por ahí unas cuantas zonas acotadas para el ganado, el cual es bastante frecuente ver en libertad.

Llegados a un punto hay que cruzar la M-127 en un punto sin señalización, aunque no entraña mucho riesgo ya que no suele haber mucho tráfico y hay buena visibilidad. Es la zona más feucha de la ruta, pues durante un rato se transita en paralelo a la carretera.

Ruta de los Descansaderos en Paredes de Buitrago

A partir de ahí, y hasta volver al pueblo, veréis un buen puñado de vestigios de la Guerra Civil. En concreto, se comparte recorrido con la famosa Ruta por el Frente del Agua, que recoge restos arqueológicos del bando republicano y del franquista.

Ruta de los Descansaderos en Paredes de Buitrago

Al volver a cruzar la carretera, se retorna a la zona de pastos y callejas. Son los últimos compases de un recorrido muy interesante, en cuyo tramo final fuimos acompañados de decenas de vacas que estaban pastando por allí.

Llegamos de vuelta al pueblo unas dos horas después.

Ruta de los Descansaderos en Paredes de Buitrago

Ficha técnica: cómo llegar, distancia y otros datos

📍 Punto de inicio: la ruta parte de Paredes de Buitrago. Empezamos en la Plaza de la Iglesia, desde donde rápidamente encontramos los carteles que indicaban el recorrido.

📏 Distancia / desnivel: la ruta es circular y tiene un total de 6 kilómetros, con un desnivel positivo de 128 metros.

💪 Dificultad: es corta, llana y sencilla. Apta para todos los públicos.

⏲️ Duración: la hicimos en un par de horas, con un montón de paradas para hacer fotos. Se puede combinar con la bajada al Molino de la Nava.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *