Conducir por las repúblicas bálticas: consejos para moverse en coche o furgo por Lituania, Letonia y Estonia

Después de doce días recorriendo Lituania, Letonia y Estonia con nuestra furgoneta, nos sentimos toda una eminencia en términos de tráfico y normas de seguridad vial. Por eso, aquí os traemos una guía para conducir por las repúblicas bálticas, con los diez consejos para moverse en coche o en furgoneta que le damos a todo aquel que nos pregunta. Conducir en un país extranjero siempre tiene sus particularidades, así que aquí os dejamos un montón de información con la idea de que os ayude en vuestro viaje.

No hay peajes

Empezamos por algo que nos encanta: en las repúblicas bálticas no existen los peajes. Da igual si vais por una autovía, una carretera de doble sentido o una ciudad: en ningún caso tendréis que pagar por conducir. Cada vez quedan menos países en Europa que sean así, por lo que nos parece la mejor noticia para empezar hablar de conducir por las Bálticas.

Las distancias son engañosas

Al igual que nos pasó cuando conducíamos por Noruega, tenemos que decir que las distancias son engañosas. No os fijéis demasiado en los kilómetros, sino en el tiempo: a veces 100 kilómetros se recorren en una hora, pero en ocasiones puede ser el doble o el triple. Esto se debe a que algunos de los atractivos turísticos de los tres países requieren atravesar carreteras secundarias o de rurales.

Tarde o temprano tomarás un ferry

También hay que considerar que para acceder a algunos de los sitios más típicos, como la isla de Saarema o el istmo de Curlandia, es imprescindible tomar un ferry. Normalmente no tienen complicación, ya que suelen ser baratos, rápidos y tener muchas frecuencias al día. Sin embargo, tenedlo en consideración a la hora de preparar estas excursiones o perderéis un tiempo súper valioso.

Límites de velocidad bajos y que varían por país

Ojito si hacéis la típica ruta en la que cambiáis de país varias veces, porque los límites de velocidad son diferentes en función de dónde estéis. Más allá de recomendaros que prestéis siempre mucha atención a las señalizaciones, estas serían las normas básicas:

  • Lituania: 50 km/hora en ciudad, 90 km/hora en carretera y 130 km/hora en autovía.
  • Letonia: 50 km/hora en ciudad, 90 km/hora en carretera y 100 km/hora en autovía.
  • Estonia: 50 km/hora en ciudad, 90 km/hora en carretera y 110 km/hora en autovía(esto último solo en verano, en invierno es a 90 km/hora también).

Como veis, son límites de velocidad más bajos que en otras zonas de Europa.

Casi todo son carreteras secundarias

No vamos a decir que no existen las autovías, porque haberlas haylas, pero lo cierto es que la mayor parte del tiempo conduciréis por carreteras secundarias. Esto no supone ningún problema, ya que en general están en buen estado, pero hacen que los tiempos sean un poco menos fáciles de prever que cuando se viaja por el típico autopistón enorme.

Cuidado con los animales en libertad

Esto tenéis que tenerlo en cuenta sobre todo en zonas rurales y espacios naturales protegidos, pero en cualquier caso id con muchísimo cuidado, ya que es frecuente que animales en libertad atraviesen la carretera. Más allá de lo típico (perros, gatos, pájaros, etcétera), nosotros vimos zorros, ciervos e incluso renos. Tened cuidado no solo con los bichos, sino también con los típicos conductores que frenan en seco al verlos.

El límite de alcohol varía en cada país

La tasa de alcoholemia permitida cambia según el país. Más allá de recomendaros siempre 0,0 (es decir, que no probéis ni una gota de alcohol si vais a conducir), cabe destacar que en las bálticas hay tasas algo más bajas que en el resto de Europa. Sería tal que así:

  • Lituania: 0,4 g/l.
  • Letonia: 0,5 g/l.
  • Estonia: 0,2 g/l.

A modo de referencia, en España es de 0,5 g/l.

La gasolina más barata está en Lituania

A la hora de repostar, conviene que echéis toda la gasolina que podáis en Lituania, ya que resulta algo más barata que en los otros dos países. Letonia y Estonia tienen precios similares a los de España, pero en las gasolineras lituanas os ahorraréis unos pocos céntimos por litro. En resumidas cuentas: echad gasolina justo antes de salir del país.

Los talleres cierran a las 18:00

Ojito si tenéis una avería. Por mucho que tengáis seguro y os vayan a atender, la práctica totalidad de los talleres mecánicos cierran a las 18:00. Así que si tenéis que hacerle algo a vuestro coche o furgoneta, aprovechad las primeras horas de la jornada u os tocará esperar al día siguiente.

Luces siempre encendidas

Para terminar, algo sencillo en apariencia pero a lo que os costará acostumbraros: en las bálticas, como en muchos países de Europa, es obligatorio llevar las luces de cruce todo el tiempo. Si vuestro coche las pone automáticamente no hay problema, pero nosotros hicimos el viaje con una vieja T4 y se nos olvidó varias veces. La gente era amable y nos decía que a los turistas se les suele olvidar, pero también nos avisaban de que la policía no tiene ningún tipo de piedad si te pilla en esa situación.

¿Qué te ha parecido?
+1
1
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.