Baker Dam Nature Trail, en busca del agua en medio del desierto del Joshua Tree National Park

Una de nuestras rutas favoritas del Joshua Tree National Park es el Baker Dam Nature Trail. Con una excusa como cualquier otra para estructurar el recorrido (la visita a una vieja presa), lo cierto es que se camina por uno de los parajes más bonitos de este Parque Nacional. Allí no solo podréis conocer algunas de sus especies más emblemáticas, sino que también disfrutaréis de algo tan excepcional como escuchar el discurrir del agua en medio del desierto.

Convertir el desierto en algo rentable

Encontraréis un pequeño aparcamiento junto al inicio del Baker Dam Nature Trail. Hacer la ruta en su totalidad no debería llevaros más de tres cuartos de hora, ya que apenas tiene 2 kilómetros y el desnivel del recorrido es tirando a escaso.

Es un camino de tierra circular que se puede hacer en ambas direcciones. Nosotros fuimos en sentido contrario a las agujas del reloj, ya que así era como se planteaba en los paneles informativos. Por cierto, la ruta está llena de paneles con información súper interesante sobre la flora, la fauna y las formaciones geológicas del Joshua Tree National Park.

El punto fuerte de la ruta, como ya hemos dicho, es la visita a la Baker Dam (conocida también como Big Horn Dam). Fue construida a comienzos del siglo XX por los cowboys que transitaban por la zona, que necesitaban una masa de agua amplia y permanente para que el ganado que movían pudiera hidratarse. ¡Y vaya si lo consiguieron!

Gracias a esa obra, han conseguido que prácticamente todo el año haya una especie de charca en medio del Joshua Tree National Park. No imaginéis un lugar idílico en el que bañaros, pero desde luego se agradece el microclima que ofrece en medio del desierto.

Aparte del agua, se puede ver la estructura en sí. Su estado actual se debe fundamentalmente a las obras de reconstrucción que se efectuaron en la década de los 40 del siglo XX. Ojito con subirse, ya que la estructura es frágil y podríais tener un percance.

Por cierto, una vez paséis la presa, os espera la zona de los petroglifos. Son unas pinturas hechas en un pequeño abrigo rocoso por los nativos americanos que poblaron la zona hace cientos o miles de años. Están especialmente bien conservados.

Más allá de aspectos culturales, a lo largo de este recorrido se mostrará ante vosotros la exuberante vida vegetal y animal del Parque Nacional. No faltarán excelentes ejemplos de árbol de Joshua, aunque también veréis otras muchas especies.

En resumen, se trata de una ruta muy interesante. No es la más famosa de Joshua Tree National Park, pero os damos nuestra palabra: merece la pena.

Ficha técnica: cómo llegar, distancia y otros datos



Distancia

Aproximadamente dos kilómetros.


Desnivel

18 metros de desnivel positivo.


Dificultad

Es muy fácil, no tiene ninguna complicación.


Duración

45 minutos.


Punto de inicio

Hay un aparcamiento justo al lado.


Señalización

Está bien señalizada.


Época del año

Perfecta los doce meses del año.


Popularidad

Es una ruta popular, aunque no suela estar concurrida.


Dog friendly

No admiten perros.
¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *