Area 51 Alien Center, un área de servicio de otro planeta entre Death Valley y Las Vegas

Amigos de los lugares extraños, de los encuentros con extraterrestres y de las buenas hamburguesas, aquí os traemos una visita que no debe faltar en vuestro viaje por la costa oeste de Estados Unidos. Sed bienvenidos al Area 51 Alien Center, un espacio que lleva la multidisciplinariedad al extremo. Allí podréis echar gasolina, comprar absolutamente cualquier cosa relacionada con aliens, comeros una de las mejores hamburguesas de todo Estados Unidos y volver a casa con recuerdos imborrables.

Monetizando los encuentros con extraterrestres desde 2017

Unas dos horas separan Death Valley y Las Vegas. Teniendo en cuenta que lo normal es visitar ese Parque Nacional por la mañana y luego irse a la ciudad del pecado, no sería raro que hiciéseis el trayecto a la hora de la comida. Tenemos dos noticias: una mala, pues no hay muchos sitios para comer; y una buena, venimos a recomendaros uno que no pasará desapercibido en vuestro viaje.

El camino más rápido entre ambos puntos consiste en ir hasta Death Valley Junction y allí tomar la carretera 127. Esta empalma con la 373, que a su vez desemboca en la 95 a la altura de Amargosa Valley. Justo en ese punto es donde está el lugar que protagoniza este artículo, el Area 51 Alien Center.

Hasta el año 2017 no era más que una gasolinera convencional, en la cual se oían de vez en cuando historias de camioneros. Al fin y al cabo, está situada en una de las carreteras más cercanas al Área 51, la mítica base secreta de Estados Unidos en la que se tratan menesteres relacionados con extraterrestres, objetos voladores no identificados y cosas turbias en general.

Sin embargo, en ese año cambió de propiedad y se estableció este Area 51 Alien Center, una especie de punto de encuentro para aquellos que creen que la verdad está ahí fuera. De hecho, ellos mismos se presentan al mundo como un lugar en el que «proteger a ciudadanos normales manteniendo un ojo en los Hombres de Negro».

Tenemos que reconocer que nosotros no habíamos oído hablar de este sitio y que paramos en él por pura necesidad, tanto para echar gasolina como porque era la hora de comer. Fue una de esas gratas sorpresas que aparecen a veces en los road trips, ya que no pudimos acabar más contentos con esta visita.

Qué es el Area 51 Alien Center

¿Qué podéis esperar de este sitio? Vamos por partes, que hay mucho que decir.

Gasolinera

Pues sí, amigos. Lo primero que os espera en el Area 51 Alien Center es una gasolinera monda y lironda. Y se agradece, ya que son pocas las estaciones de servicio en los alrededores. De hecho, os recomendamos llenar el depósito a tope, ya que los precios son sensiblemente más económicos que lo que encontraréis en Las Vegas. Si estáis yendo hacia el Valle de la Muerte repostar es casi obligatorio, ya que en el interior del Parque Nacional los precios son abusivos.

Tienda / Museo

Eso sí, sería un crimen estar repostando frente a un edificio de color verde, con extraterrestres en la fachada y en el que pone un cartel gigante diciendo «Area 51 Alien Center» y no entrar a echar un ojo. Eso hicimos nosotros y, para nuestro tremendo gozo, descubrimos algo sensacional.

En el interior nos topamos con una tienda increíble, excesiva, magnífica, colosal y que superó cualquier expectativa que pudiésemos tener. Tienen miles de artículos distintos de temática alien: desde camisetas con diseños gloriosos hasta carteles del Área 51, pasando por carnets para conducir OVNIs, un visitante de otro planeta que lee el futuro o por gafas con formas locas.

También tienen muchos objetos y recortes de periódico a modo de museo. Están relacionados con encuentros con extraterrestres, haciéndose infinitas menciones al legendario accidente de un platillo volante en Roswell (Nuevo México) en 1947.

Restaurante

¿Queréis más? ¡Hay más! Si entráis al fondo, allí os espera el Area 51 Alien Café, un típico restaurante americano… no tan típico como pudiera parecer. Tenemos que decir que es el típico lugar de carretera de aspecto dudoso: lleno de humo (qué bien les vendría una campana extractora), manteles de plástico, las mismas sillas desde hace décadas…

Nos gustan los lugares clásicos y llevábamos mucha hambre, así que decidimos quedarnos. Fue una decisión que recordaremos de por vida, ya que nos llevamos dos sorpresas. En primer lugar, salió a atendernos una camarera simpatiquísima, posiblemente la persona más amable que nos atendió en los más de 20 días que estuvimos por la costa oeste de EEUU.

En segundo lugar, nos sirvieron… ¡la mejor hamburguesa de todo el viaje! En esta aventura probamos más de 15 hamburguesas distintas, en sitios de todo tipo: desde cadenas con muy buena fama como In-N-Out hasta establecimientos más selectos como el mítico Lori’s Diner de San Francisco. Os aseguramos que la mejor fue esta. Además, le sumamos unas alitas de pollo a la barbacoa alienígenas, por lo que fue una combinación ganadora. Realmente os recomendamos parar a comer aquí, que no os engañen las apariencias.

Alrededores tróspidos

Por último, si queréis enriquecer vuestra experiencia hasta límites inconfesables, el lugar se presta a ello. En los alrededores os espera un motel con la peor apariencia del mundo, una tienda de fuegos artificiales y el mítico Alien Cathouse Brothel, un burdel con temática alienígena. Un emporio del entretenimiento, vaya.

¿Merece la pena parar en el Area 51 Alien Center?

¡Absolutamente sí! Es un lugar único en todos los aspectos. Merece la pena parar si os gustan los alienígenas y todo lo que envuelve al Área 51, pero también si estáis en busca de una hamburguesa de primera categoría. Solo por esto último haríamos un montón de kilómetros.

Además, es uno de esos lugares que siempre vienen a la mente en conversaciones sobre sitios extraños. Lo ponemos directamente en una lista deliciosa de experiencias, en las que no faltan nunca el Gruto Parkas de Lituania o el Storelgen de Noruega.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *