17 Mile Drive, la carretera escénica de pago en el Big Sur

Por raro que resulte, uno de los principales atractivos turísticos del Big Sur es visitar… ¡una carretera! En efecto, hacer una parada en 17 Mile Drive se antoja imprescindible. Se trata de una de las carreteras escénicas más famosas del mundo, la cual recorre por completo la pequeña península de Monterrey. Allí, el viajero podrá transitar entre playas increíbles, miradores, mansiones y campos de golf. Todo ello haciendo 17 paradas, una por cada milla del recorrido.

La carretera más famosa de California

Todo comenzó en el año 1880, cuando se estableció en la zona el legendario Hotel del Monte. Lo que era una pequeña península salvaje al norte de Carmel-By-The-Sea se llenó de una tupida red de caminos, alrededor de la cual surgieron otros establecimientos, mansiones y algunos de los mejores campos de golf de California.

Más allá de los adinerados huéspedes de los hoteles, así como de los usuarios de los campos de golf, rápidamente empezaron a llegar a la zona viajeros de otros estratos sociales, que acudían a la 17 Mile Drive en busca de sus increíbles paisajes y de algunas de las panorámicas más impresionantes de esta zona de la costa de California.

Como no podía ser de otro modo en EEUU, los dueños del terreno vieron el negocio y empezaron a cobrar por acceder allí. Cuando nosotros hicimos la visita costaba 11,75$ por vehículo, siendo técnicamente uno de los escasos peajes que hay en todo el país.

Con la entrada nos dieron un folleto, el cual fue clave para orientarnos ya que las indicaciones son tirando a escasas a lo largo de toda la ruta. Estuvimos más o menos una hora y media recorriéndola, siempre describiendo una especie de círculo en sentido contrario a las agujas del reloj.

Qué ver en 17 Mile Drive

Cómo hacer el recorrido

¿Y en qué consiste eso de visitar una carretera? Pues lógicamente no se trata de ir a ver asfalto, sino de utilizar esta vía como una excusa para ir a ver los puntos de interés que hay a su alrededor. Es cierto que hay 17 paradas oficiales, pero algunas de ellas carecen de interés o simplemente son negocios privados (como el centro ecuestre, al que solo hay que ir en caso de que se quiera montar a caballo).

Nosotros estábamos haciendo el recorrido en el contexto de una ruta por el Big Sur, lo que hacía que cada segundo fuese súper valioso. Por eso fuimos a paso ligero (siempre respetando los limites de velocidad, lógicamente) e hicimos solo las paradas más interesantes.

Yendo por orden, estas fueron las cosas que más nos gustaron:

Sheperd’s Knoll

Se trata de un coqueto mirador justo al lado de la entrada. Quizá las vistas no sean ultra espectaculares, pero os dará una buena toma de contacto con el tipo de vegetación que hay en 17 Mile Drive.

Spanish Bay Beach

Una bonita playa en la que acamparon los exploradores españoles que llegaron a la zona a mediados del siglo XVIII. Justo enfrente está The Restless Sea, una de las zonas más agitadas de la costa de California.

Point Joe

Es uno de los hitos turísticos de la zona, ya que un tal Joe puso aquí una cabaña a comienzos del siglo XX y empezó a vender pulseras y demás baratijas a los viajeros. No se sabe si el Point se llama por Joe o Joe por el Point, pero el caso es que es un sitio muy visitado.

China Rock

Aquí había un pequeño campamento de pescadores chinos a finales del siglo XIX. Esto hoy puede parecer extraño, pero fue muy común en su tiempo. De hecho, algo parecido había en la cercana Reserva Natural Estatal de Point Lobos. Es quizá el punto más masificado de 17 Mile Drive, no está preparado para recibir a tantos turistas.

Bird Rock y Seal Rock

Bird Rock y Seal Rock están muy cerquita una de la otra. Como sus propios nombres indicas, en ellas es posible ver un montón de aves, además de escuchar a lo lejos los rugidos de los leones marinos que tratan de acercarse a ellas.

Justo detrás está uno de los diferentes campos de golf que hay distribuidos a lo largo y ancho del lugar.

Cypress Point Lookout

En el extremo occidental de 17 Mile Drive se encuentra Cypress Point Lookout, uno de sus miradores más espectaculares. Ojo, de abril a junio está cerrado debido a que es la temporada de reproducción de las focas que viven allí.

Al ladito está el Crocker Grove, el mayor y más antiguo ciprés de Monterey del que se tiene constancia.

The Lone Cypress

Un ciprés famoso en el mundo entero por llevar más de 250 años resistiendo en solitario a las inclemencias del mar. Está sobre un promontorio rocoso y es uno de los grandes iconos de esta ruta.

Ghost Trees

En la zona de Ghost Trees (cerquita de Pescadero Point) podréis ver los restos de viejos cipreses, los cuales han resistido fenomenal al paso del tiempo. También es una zona clásica para hacer surf, así que bien haríais en llevar vuestra tabla si sois aficionados a este deporte.

¿Merece la pena 17 Mile Drive?

¿Merece la pena ir a 17 Mile Drive? Si, en nuestra opinión es una visita magnífica. Eso sí, id preparados para sufrir aglomeraciones en sus puntos más famosos, ya que es un lugar que está muriendo de éxito y que claramente no está preparado para recibir a tantos viajeros. Sea como fuere, sería una pena estar por allí y perderse esta Scenic Drive.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *