10 planes únicos en la Sierra de La Cabrera

¿Estáis buscando planes diferentes en la Sierra de La Cabrera? Aquí os traemos diez visitas, experiencias y recomendaciones para sacarle todo el jugo a una de las comarcas más interesantes de la Sierra Norte de Madrid. Es cierto que algunas cosas son mitiquísimas, pero también vamos a intentar daros planes que se salgan de lo común y que os permitan disfrutar de excursiones inolvidables.

Ir a la preciosa Cascada del Cancho

Empezamos con un auténtico must: la visita a la Cascada del Cancho. Ubicada en el bonito pueblo de Navalafuente, se trata de un salto de agua precioso y que no es nada conocido. Al menos, no puede competir contra otras cascadas de la zona, como por ejemplo las del Purgatorio. Con apenas caminar una hora tendréis tiempo suficiente para ir, ver y volver de las cascadas, por lo que puede ser un plan estupendo si no sois asiduos de la naturaleza.

Dar un paseo entre el Land Art de Navas de Buitrago

Si lo que preferís es una buena sesión de arte contemporáneo, en Navas de Buitrago os espera su Museo de Land Art. Se trata de un conjunto de piezas integradas a la perfección en los alrededores de su casco urbano, el cual podréis visitar a pie y de manera gratuita. ¡Muy recomendable!

Probar el mejor queso de Madrid

Foodies, ha llegado vuestro momento. En Valdemanco está a vuestra disposición la quesería artesanal Los Cantares, un proyecto ecológico, transformador y que a la vez está muy vinculado a la tradición. Sus productos se fabrican con leche fresca de los alrededores y siguiendo el método de toda la vida, lo cual se traduce en su sabor. En 2022 obtuvo el premio al Mejor Queso de Madrid en dos categorías, la de pasta blanda y en general. De hecho, en 2023 repitió como el mejor queso en la primera categoría.

Viajar al pasado con la necrópolis medieval de Sieteiglesias

Cambiemos radicalmente de tercio para ir hasta la Necrópolis Medieval de Sieteiglesias, uno de los yacimientos arqueológicos más espectaculares de la Comunidad de Madrid. Allí podéis encontrar casi un centenar de enterramientos realizados directamente sobre el granito, en un cementerio que ha dejado la roca madre con más agujeros que un queso.

Hacer un safari fotográfico de carteles antiguos de comercios

Sigamos con Lozoyuela. Aquí os recomendamos un sencillo paseo por sus calles, en donde os sorprenderán algunos de los comercios tradicionales más destacados de la Sierra Norte. ¿Os gustan los típicos carteles antiguos de tiendas de toda la vida? En este pueblecito encontraréis muchos. Os aseguramos que en instagram siempre cosechan muchísimos likes.

Visitar un destacamento penal de la dictadura

Póngamonos serios por un momento. Pese a que los más rancios se empeñen en negarlo o blanquearlo, en España hubo una dictadura brutal, que tomó el poder derrocando a un gobierno legítimo tras una guerra aun más brutal. Mucha gente no lo sabe, pero en nuestro país tuvimos auténticos campos de concentración, en los que se torturaba a gente por el mero hecho de ser gay o profesor de escuela. En Bustarviejo se puede visitar un destacamento penal franquista, en el cual se obligó a presos a trabajar en la construcción del ferrocarril Madrid-Burgos. Os recomendamos encarecidamente visitar este sitio y hacer un ejercicio de conciencia. Si no interiorizamos hasta dónde puede llegar la maldad humana, repetiremos errores del pasado.

Descubrir el convento románico de los Misioneros Identes

En La Cabrera (pueblo) está el Convento de San Julián y San Antonio. Está en manos de los Misioneros Identes, que desde el año 2004 se encargan de su mantenimiento y de organizar interesantísimas visitas guiadas. Hay poco arte románico en la Comunidad de Madrid, por lo que no podéis dejar pasar la oportunidad de visitar este conjunto.

Llegar hasta los pies del mítico Toro de Osborne

En otro giro de guion que no veis venir, ahora os proponemos ir hasta Cabanillas de la Sierra para realizar la Ruta del Toro. Se trata de un itinerario de unos 9 kilómetros a pie, el cual os permitirá llegar hasta el legendario cartel publicitario de Osborne que hay a los pies de la A1. Es un paseo muy agradable y que os hará sentir chiquititos, ya que el toro es gigantesco.

Subir al banco más alto de Madrid

Y si queréis sentiros chiquititos de verdad, volved a Valdemanco para hacer la Ruta del Banco. Es un recorrido algo exigente (más de 13 kilómetros con un desnivel positivo de 735 metros), pero a cambio disfrutaréis de unas vistas increíbles de toda la Sierra de la Cabrera. Tiene el aliciente de que podáis sentaros en el banco de piedra más alto de la Comunidad de Madrid, por lo que podréis hacer bueno eso de de Madrid al cielo.

Probar unas patatas fritas famosas en toda España

Y, para rematar todas esta experiencias, en Venturada está la fábrica de patatas fritas «El Molar». Allí mismo podréis ver cómo fabrican este manjar, degustarlo y llevároslo a casa a un precio más que razonable. Estas patatas son muy populares en toda España, ya que su sabor es inconfundible y su producto de una calidad extrema. No se ha recorrido de verdad la Sierra Norte de Madrid si no se han probado estas patatas fritas.

¿Qué te ha parecido?
+1
1
+1
1
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *